BENEDICTO XVI

AUDIENCIA GENERAL

Miércoles 14 de enero de 2009

Queridos hermanos y hermanas:

En esta catequesis reflexionamos sobre algunos aspectos teológicos contenidos en las cartas del Apóstol san Pablo a los colosenses y a los efesios, las cuales conservan entre sí una gran semejanza. En efecto, es sólo en estas cartas donde Cristo aparece con el título de “cabeza”. En primer lugar, es considerado como cabeza de la Iglesia a la que guía, alimenta y mantiene unida, pero también como cabeza del cosmos, sometiendo y recapitulando en sí todas las cosas del universo. Con el concepto de “misterio”, típico también de estos escritos, el Apóstol se refiere al inescrutable plan divino sobre el hombre, los pueblos y el mundo, que se cumple plenamente en Cristo. En él, el misterio se encarna y puede ser percibido tangiblemente. Un último concepto propio de estas cartas es también el vínculo esponsal entre Cristo y la Iglesia. Tomando como punto de referencia la unión conyugal entre el hombre y la mujer, la Iglesia es considerada como la esposa de Cristo, que ha hecho suya a precio de su vida.

* * *

Saludo cordialmente a los fieles de lengua española aquí presentes. En particular a los peregrinos y grupos venidos de España, México, Uruguay y de otros países latinoamericanos. Os deseo que vuestra peregrinación al sepulcro de los Apóstoles os fortalezca en la fe y os impulse a uniros más íntimamente a Cristo, que nos amó y se entregó a sí mismo por nosotros. Que Dios os bendiga.

Fuente: Enlace a la página

Anuncios